Las caries y las enfermedades de las encías son responsables
de la pérdida de piezas dentales, dolores y molestias que
podrían prevenirse con una buena higiene bucal.